A LOS "AMANTES DE LOS NIÑOS"


Soy lo que la sociedad llama una víctima de abusos sexuales infantiles. Mi padre me ha "manipulado" desde que era un bebé hasta mis trece años de edad. Aunque no sé cómo debería dirigirme a vosotros, que os autodenominais amantes de los niños.

He tenido oportunidad de acceder a algún blog y foro de carácter pedófilo, me he empapado de vuestros argumentos, intentando ver el otro lado de la calle.

Hace unas semanas, me llegó información sobre un partido político holandés, un partido pedófilo, vuestro partido. Os definíais a vosotros mismos como amantes de los niños, y defendíais que se bajase el límite de edad de consentimiento para mantener relaciones sexuales a los 12 años, con miras a que posteriormente ese límite desapareciera.

La noticia me impactó profundamente. Hablabais de vosotros mismos como personas normales a los que les encantaba la experiencia de disfrutar de la sexualidad de un niño, pero os quejabais de sentiros discriminados por la sociedad. Asegurabais no estar cometiendo ninguna atrocidad pues para vosotros era importante iniciar a los pequeños en el sexo a muy temprana edad precisamente para que no existiera tabú. Argumentabais que si esta práctica fuera legal, no existiría el sentimiento de culpa en los infantes, puesto que no hacíais nada malo, no tendríais que esconderos y no tendríais que ocultar vuestro amor por los niños.

Me impactó sobremanera el testimonio de algún comentarista de la noticia que aseguraba haber disfrutado del sexo desde muy temprana edad y se sentía profundamente agradecido a su mentor, a la persona que le había iniciado. Una mujer relató haber mantenido relaciones sexuales con su padre desde los 8 años y que ahora, adulta, decía que su hija de 11 años convivía con un hombre de 30 y se sentían muy felices.

Ante semejante bombardeo de argumentos me sentí desarmada. No me entra en la cabeza semejante visión de la infancia, de la vida. Lo siento, pero por más que lo intento se me escapa por completo al entendimiento.

Me considero una persona abierta de mente, me gusta conocer las distintas posiciones, la diversidad de criterios, de ideas que fluyen por el mundo y puedo llegar a entender, en un conflicto, a ambas partes por igual. Tal vez me identifique más con una de las partes, que me decante más hacia uno u otro lado, pero siempre intento razonar los argumentos del otro.

Pero en este caso, lo siento, no soy capaz de aceptarlo. No transijo. Tal vez porque estoy demasiado involucrada en el tema, pero soy incapaz de consentir ni uno solo de vuestros argumentos.

Intentando realizar un ejercicio de autosugestión quise analizar, imaginar por un momento cómo se sentía aquella madre que presumía de su temprana sexualidad, cómo pudo ser para ella esa “sensación”, y me derrumbé.

Lo cierto es que la noticia me ofendió. Me ofendió profundamente. Acababa de leer –sin nombrarlo- que todos mis traumas eran producto de no haber sabido asimilar mi propia sexualidad. Me sentí insultada. Y me encantaría que me lo explicaseis. Que alguno de los que defendéis semejantes teorías o simplemente dais rienda suelta vuestros bajos instintos sin mas aspiraciones que las de satisfaceros me explique qué pasa conmigo:

¿Por qué pasé mi adolescencia intentado quitarme la vida? ¿Por qué no duermo por las noches? ¿Por qué lloro durante el día? ¿Por qué tengo pesadillas en las que estoy con “él”, pesadillas espantosas en las que acabo vomitando u orinándome en la cama? ¿Por qué cada vez que le recuerdo acercándose a mí, acariciándome, tengo taquicardia, mi corazón se encoge, tengo una piedra en el estómago, pierdo el aliento y mi mente empieza a sentir miedo? ¿Por qué odio enseñar mi cuerpo? ¿Por qué tengo miedo de la gente? ¿Por qué tengo la sensación de que no soy nada, que no valgo nada, que no sirvo para nada? ¿Por qué siento dolor cada vez que recuerdo sus manos, su pene? ¿Por qué no puedo comer un yogurt o una vichyssoise sin que me den tales nauseas que acabo vomitando hasta mi primera papilla, por el espantoso recuerdo de su esperma? ¿Por qué no puedo ni ver un plátano porque automáticamente mi boca adquiere el sabor de la goma seca? ¿Por qué no puedo escuchar el sonido de arrancar una flema de la garganta sin que un escalofrío me recorra la espalda? (Él tenía esa costumbre) ¿Por qué no soporto las camisetas de interior masculinas, las manos sudorosas, los dedos amarillos, la ropa húmeda? ¿Por qué no puedo vivir una vida sexual plena con mi marido? ¿Por qué no puedo escuchar a mi cónyuge decir que tengo una piel muy suave sin que automáticamente mi mente me reproduzca, como una grabación, la misma frase con la voz de mi “iniciador” cuando él me lo decía? ¿Por qué cuando me toca mi pareja dentro de mi cabeza se libra la madre de todas las batallas y a veces gana mi monstruo? ¿Por qué en esas derrotas mi cabeza vuelve a gritar que me están violando de nuevo, a pesar de que jamás medió violencia en esos trece años? ¿Por qué en esos momentos el suicidio vuelve a ser una opción, un pensamiento recurrente?

¿Es que estoy loca? ¿es que soy una desagradecida, que no aprecia el favor que me hizo mi padre al iniciarme en la sexualidad antes de que me quitaran los pañales? ¿Debería buscarme un buen sexólogo en lugar de un buen psiquiatra?

Habláis de consentimiento. ¿Consentimiento de quién, del adulto? ¿o pretendéis decirme que yo consentí con un año de edad, o con cinco, o con trece? Aunque es posible que lo veáis como si fuera enseñar a un niño a utilizar los cubiertos o a ir al baño… Y no tengáis la desvergüenza de decir que el niño o la niña os buscaba, Porque me parece el argumento mas pueril que he oído en mi vida, que demuestra la pasta de la que estáis hechos, dispuestos a justificaros aprovechando de forma miserable vuestra posición de adulto responsable sobre el que el niño deposita su confianza.

Me parece muy bien que proclaméis el derecho a vuestra libertad sexual (por mí, como si os lo hacéis con una cabra) el problema, es que sois incapaces de ver la devastación que dejáis en ese niño o niña que tanto decís amar. Existen cientos de estudios que lo confirman.

Leeros bien la definición que viene en la proclamación de los derechos humanos: De manera genérica, se considera abuso sexual infantil o pederastia a toda conducta en la que un menor es utilizado como objeto sexual por parte de otra persona con la que mantiene una relación de desigualdad, ya sea en cuanto a la edad, la madurez o el poder. Ahora intentad explicarme dónde veis la igualdad de vuestro intelecto con el del menor. Probablemente, en categoría moral, el niño/niña os saque varias cabezas de distancia.

¿Acaso no comprendéis que él/ella no entiende qué es eso? indicáis que su cuerpo responde, que disfruta. No confundáis los términos, su cuerpo está preparado para sentir placer ante la estimulación, pero no así su mente. El niño o niña no disfruta, solo disfruta su cuerpo. Ni siquiera es consciente de todo lo que vendrá después. No sabe que detrás viene el infierno, y creo que vosotros tampoco. Sé de qué hablo, yo he estado allí.

Me alegra leer que alguno de vosotros es feliz con su “precocidad”, pero mucho me temo que no sois ni mucho menos la norma. Detrás de este escrito existen miles de personas, a las que no se respetó su derecho a no tener sexo. Su derecho a decidir sobre su propio cuerpo. El derecho de esa persona a no ser manipulada como a un esclavo.

Y a aquellos que argumentáis que también fuisteis niños abusados, os diré: No me dais ninguna pena. A pesar de que alguien tomó por vosotros la decisión de entregar vuestra intimidad sin preguntaros, no os perdono que queráis hacer lo mismo. Se ha abierto la veda. Sois mi enemigo a batir. A partir de ahora dedicaré el resto de mi vida a luchar contra vosotros. Tal vez esté en inferioridad de condiciones porque yo carezco del valor y la autoestima de la que vosotros disfrutáis. Es muy posible que algunas batallas las pierda por las enormes carencias que los abusos sexuales infantiles dejaron sobre mí. Pero que eso no os confíe. Porque si he tenido el valor y la valentía de enfrentarme a mis propios fantasmas, si he conseguido seguir con vida a pesar del espanto de mi infancia, no me temblará la mano para acusaros de ser las personas más despreciables de la tierra, que se escudan en argumentos pseudo-educativos tan sólo para satisfacer vuestro propio ego. Aprovechándoos de personas a las que jamás disteis la oportunidad de elegir si deseaban o no haceros una paja. Os guste o no, solo tenéis un nombre: VIOLADOR. Y me atrevería a decir que estáis en lo más bajo de la escala moral del hombre, porque ni siquiera tenéis el valor de enfrentaros cara a cara con un adulto -hombre o mujer- con el que mostrar vuestros encantos. La escoria de la humanidad.

Y por favor, no me vengáis con eso del odio y la intolerancia. Cuando digo que sois mi enemigo a batir, me refiero a que emplearé toda mi vida a explicarle al mundo, y a vosotros, que el daño que causáis es irreversible, que no sois conscientes del desierto que dejáis detrás. Y que necesito que lo entendáis.

Yo no os odio, solo siento una gran tristeza por vuestra ignorancia.

Un saludo.

NEMESIS


“No sabrás cuando, pero te estaré vigilando”
Harry el sucio. Película norteamericana (1971) Don Siegel.

22 comentarios:

  1. Esta carta la voy a compartir en facebook, por que enserio que hay cada desubicado que cree que la pedofilia hacia las niñas no es mala, pero la "pedofilia homosexual" si lo es.
    La pedofilia y el abuso a los niñ@s es algo que no está bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana. Está escrita para ser compartida. Y si consigo trasmitir a alguien mi punto de vista, y logro mover alguna conciencia con el blog, me daré por satisfecha.
      La cuestión no es de sexo, es cuestión de libertad para ser dueños de nuestros propios cuerpos desde el principio de nuestra vida.

      Eliminar
  2. Nemesis tienes total razón en lo que escribis,igual ami me parece inhumano lo que piensan estas personas "amantes de los niños" aún no se alcanzan a imaginar el daño que causan en nuestras vidas, me duele cuando hombres matan nuestra inocencia, nos incitan a vivir acelerados, y sin poder disfrutar de nuestra edad y nuestros tiempos.

    Perdón si escribo sin identificarme, pero aún no tengo la valentia de salir a la luz.

    Saludos y eres admirable

    ResponderEliminar
  3. Apreciada Némesis,

    Tienes toda la razón del mundo. Yo también soy compañera de infortunio. Soy holandesa (me da vergüenza que mis paisanos tengan un partido pedófilo...), pero desde hace 6 años vivo en Huesca. En Holanda publiqué un libro sobre cómo superé mi trauma. (www.incestverleden.nl) Soy redactora de una revista holandesa de una Asociación contra el abuso sexual infantil (www.vsknederland.nl). Como a mí el contacto con otras afectadas ( o afectados!) me hace mucho bien, he decidido fundar una asociación similar en la provincia de Huesca. Estamos dando los primeros pasos para ello. (www.asociacioncebrero.es) Insertaré el enlace a tu blog en el nuestro.
    Mi libro está escrito en holandés, pero en cuanto se traduzca al castellano (no sé cuándo será) me gustaría que lo leyeras. Yo también he pasado por el túnel del infierno, pero sé que hay luz al final. Claro, cuesta mucho tiempo y mucho esfuerzo y hay que tener mucha suerte para encontrar un(a) terapeuta con quien tengas buena conexión.
    Anímate y un fuerte abrazo,

    Maya Ramón

    ResponderEliminar
  4. No podría estar más de acuerdo, y ánimo, no estás sola en esta guerra, y no hay cuartel.

    ResponderEliminar
  5. Te admiro, por tu valentía y capacidad de superación. Somos muchos los que pensamos como tú; el daño que produce esa minoría de descerebrados desborda toda capacidad de entendimiento o justificación, porque traspasa cualquier límite humano y moral. Son seres aberrantes, enfermos mentales totalmente conscientes del daño que hacen. Son especialistas en destruir vidas.
    Ánimo y adelante con tu lucha. Muchos te seguimos.

    ResponderEliminar
  6. Esos enfermos nunca lo conseguirán. Gracias a Dios he tenido una infancia envidiable, pero leyendo esto se me ha partido el corazón. Cualquier persona se da cuenta de que esa gente está enferma y no solo eso, sino que además es malvada; uniendo a lo retorcido de su deseo la anormalidad de llevarlo a cabo. Antes muerto que ver una tal ley en mi país, y seguro que piensan igual los ciudadanos de Holanda.

    Mi apoyo sincero...

    ResponderEliminar
  7. Hola, amiga. Dices que eres abierta de mente, pues bien. Quiero revelarme como lo que soy. Yo soy un individuo normal como cualquier otro, con familia y amigos, pero, aunque sea un caballero, hay algo mal en mí que espanta a las mujeres de mi edad. Nunca de los nunca he tenido novia. Lo intenté muchas veces y no se logró. Luego apareció una niña de 9 años que se hizo mi amiguita, y con el pasar de las semanas y fortalecerse la relación, me dijo que le gustaba. Yo le dije que eso no estaba bien. La niña se sintió triste, y ya no la volví a ver. Luego de un tiempo empecé a darme cuenta que, de todas las mujeres, una niña, esa niña que os digo, llamada Evelyn, tuvo la iniciativa de dar el primer paso y declarárseme... Me sentí tan terribemente mal por haberle dicho que era malo el amor entre ella y yo (en ese entonces ella tenía 9 años y yo de 21). Ahora sé que las niñas también pueden amar. Siento pena por vos, que luchas por una noble causa, sí, la de acabar con los abusadores sexuales, pero tienes la "guerra" perdida contra la gente que consideras enferma, contra los paidofilos (los que aman a las niñas y los niños). Puedo sentir tu dolor de como sufriste el abuso en carne propia, y eso está mal (que hayan abusado de tí); pero no es tan distinto tu dolor del dolor emocional de una persona que es enviada a la guerra por su gobierno y vuelve a casa sin alguna parte de su cuerpo, sea un brazo, o una pierna, o un rostro quemado y desfigurado... ¿Luchas porque las niñas y los niños tengan el derecho de elegir disponer de su sexualidad? Entonces lucha tambien porque las niñas y los niños, desde pequeños, tengan derecho a elegir sobre la religión que más le guste, o que tengan el derecho a nacer no siendo de la raza que les tocó ser, o en la posición social que les tocó vivir (ricos, de clase media, pobres o muy pobres). Es ridículo todo eso que he escrito. Entonces por qué tendría coherencia que las niñas y los niños tengan derecho a elegir sobre su sexualidad, de elegir si son sexualmente precoces o no. Eso depende de con quien les tocó vivir, lamentablemente. Y lo único que podemos hacer es averiguar quién abusa sexualmente de ellos, y quién los trata bien, aunque mantenga relaciones sexuales con ellos, desde bebés. Es injusto lo que digo, pero si no se coordinan ustedes como debe ser, nunca acabarán con el abuso sexual de las niñas y los niños. Respecto al amor que los adultos paidófilos (hombres y mujeres) tienen por las niñas y los niños, la guerra contra ellos ustedes la tienen perdida. Pero pueden ganar la guerra contra los abusadores sexuales, disminuyendo la cantidad de abusos sexuales en el mundo, si diferencian entre un adulto que ama verdaderamente a una niña o niño (un paidófilo), de un abusador sexual de menores... Espero que hayas comprendido lo que te he dicho. O puedes pasarlo por alto y luchar toda tu vida por una causa que es vana, que ya la tienes perdida desde el primer momento en que fuiste violada de niña. Si quieres comprender por qué existe la paidofilia y la homosexualidad, yo estoy para explicarte. Posdata soy un hombre de 27 años de algun lugar del mundo, un heterosexual paidófilo (que le gustas las niñas) no-exclusivo (que también siente atracción sexual por las mujeres), que ha dado una humilde opinión. Espero algun comentario tuyo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que tienes mi comentario, pero te lo advierto (Y esto es un aviso general para todo el que comente aquí) no consentiré descalificaciones ni insultos. Y si algún comentario no me gusta, como dueña de este blog lo eliminaré sin explicaciones. Pido respeto, nada mas.

      Y ahora vamos al asunto, porque de verdad que me has dejado sorprendida de tus palabras. No esperaba otro razonamiento por parte de un pedófilo, la verdad, pero aún así, me sorprenden tus argumentos.

      Para empezar, te diré que no me has contestado a una sola de mis preguntas en las que os pido que intentéis explicarme las razones por las que mi “amante” de la niñez me ha dejado semejante herida en el alma. Porque como yo, la inmensa mayoría de las mujeres y de los hombres que han pasado por una experiencia similar, se sienten igual. No lo digo yo, lo dicen numerosos estudios. Pero claro, tu respuesta sin duda, será que en el caso de mi padre si eran abusos sexuales, en el tuyo, no.

      Pero vayamos por partes, como decía Jack el Destripador:

      “…Ahora sé que las niñas también pueden amar…”
      La palabra “amor” es muy amplia. Una madre ama a sus hijos, y eso no implica ningún tipo de atracción sexual. No utilices esa palabra tan a la ligera, puede llevar a equívocos. Cuando hablas de que esa niña se te declaró ¿Quieres decir que con nueve años ya conocía el sexo, la atracción y todo el protocolo que se produce en tu cuerpo cuando te sientes excitado sexualmente? Posiblemente hayas confundido una petición legítima de cariño, como cuando un niño te ofrece su pelota para jugar, con algo que sólo tu has interpretado como algo mas. Y si realmente te ha solicitado sexo, es muy probable que por desgracia no hayas sido el primero, yo tenía orgasmos y me masturbaba con siete años. Eso no significa que entendiera lo que le pasaba a mi cuerpo. Ni mucho menos tenía la comprensión que a mis cuarenta y seis años he adquirido de todo lo que eso significa.

      “…pero tienes la "guerra" perdida contra la gente que consideras enferma, contra los paidofilos…”
      Por favor, indícame amablemente dónde, en toda mi entrada, digo que los pedófilos sean enfermos.

      “…pero no es tan distinto tu dolor del dolor emocional de una persona que es enviada a la guerra por su gobierno y vuelve a casa sin alguna parte de su cuerpo, sea un brazo, o una pierna, o un rostro quemado y desfigurado...”
      Por supuesto que no es distinto. El síndrome de estrés post traumático está reconocido y se trata para muchos tipos de agresiones y traumas.

      “…Entonces lucha también porque las niñas y los niños, desde pequeños, tengan derecho a elegir sobre la religión que más le guste, o que tengan el derecho a nacer no siendo de la raza que les tocó ser, o en la posición social que les tocó vivir…”
      Existen muchas injusticias sociales, yo he elegido la mía. No le resto importancia a las demás, pero cada uno en su campo puede hacer más que todos contra todo ¿no crees?

      “…Y lo único que podemos hacer es averiguar quién abusa sexualmente de ellos, y quién los trata bien, aunque mantenga relaciones sexuales con ellos, desde bebés…”
      ¡¡¡¿Disculpa?!!! ¡¡¿Existen diferencias entre abusar de un niño y mantener relaciones sexuales con él?!!! Mi mente no debe ser tan abierta, porque salvo en las palabras utilizadas, me parece que se refiere a lo mismo. Decir que mi padre abusó de mí o que mantuvo relaciones sexuales conmigo creo que es lo mismo. Porque por mas precoz que yo haya sido (con dieciocho meses ya me metía el dedito) nunca tuve plena conciencia de lo que ocurría, sólo de sus consecuencias: La anulación de mi voluntad y con ello de mi autoestima. Pero claro, la expresión “mantuvo relaciones sexuales” implica que yo (la niña) consentía ¿verdad? Mucho mas cómodo para tu argumento.
      (sigue)

      Eliminar

    2. “…Respecto al amor que los adultos paidófilos (hombres y mujeres) tienen por las niñas y los niños, la guerra contra ellos ustedes la tienen perdida. Pero pueden ganar la guerra contra los abusadores sexuales, disminuyendo la cantidad de abusos sexuales en el mundo, si diferencian entre un adulto que ama verdaderamente a una niña o niño (un paidófilo), de un abusador sexual de menores...”
      Vuelvo a repetir: yo no veo diferencia.

      “…luchar toda tu vida por una causa que es vana, que ya la tienes perdida desde el primer momento en que fuiste violada de niña…”
      Esto no lo he entendido muy bien… ¿Quieres decir que al haber sido violada ya no tengo autoridad moral para luchar por el derecho a que todo individuo es dueño de su propio cuerpo desde el nacimiento? ¿Significa eso que una mujer maltratada ya no puede luchar por evitar que siga habiendo hombres maltratadores? ¿O que un hombre mutilado por la guerra luche a favor de la paz?

      “…Si quieres comprender por qué existe la paidofilia y la homosexualidad, yo estoy para explicarte…”
      Nuevamente estás confundido de medio a medio. La principal diferencia entre homosexualidad y pedofilia es la libertad de elección. Un homosexual es una persona, adulta y madura, que decide elegir una opción sexual determinada. Como tú, que te denominas heterosexual. No cometas el error de meter en el mismo saco a ambos colectivos. Ten un poco de respeto por ellos.
      Pero es que tu confusión es mucho mas amplia, porque, como todos los pedófilos, te consideras fuera de aquellos que “abusan de los niños”. Como si tu fueras especial, como si en tu caso realmente no hicieras daño. Todos os escudáis en la misma excusa: “no, yo no hago daño, los amo demasiado para hacerles nada”
      Te equivocas. El daño es profundo. Tan profundo que no se ve a corto plazo. Sois como el cáncer, que no duele y no se detecta hasta que está tan avanzado que ya no queda mas remedio que extirpar.

      Para terminar, agradecerte tu aportación, me afianza en la imperiosa necesidad de difundir mi mensaje y enseñar a las futuras generaciones como educar a sus hijos a tener autoridad sobre su cuerpo desde el nacimiento.

      Eliminar
    3. No puedo creer que te describas como "un hombre de 27 años al que le gustan las niñas" y que pienses que eso es algo bueno para ellas. Lamentablemente para las niñas de ese idílico "algún lugar del mundo que habitas" no eres el único depredador egoísta que disfraza la realidad a su capricho de manera que el sol que más calienta caiga siempre en su cama.
      Una menor de 9 años no esta más preparada para tener relaciones sexuales que para dirigir una empresa. ¿Cómo va a ser bueno para ellas si son incapaces de entender que el sexo a veces (muy a menudo) tiene consecuencias para el resto de su vida?.
      Una relación sana siempre debe ser igualitaria, entre dos personas que tienen claro que quieren dar y que reciben a cambio. Dime tu que beneficio obtuvo Némesis a su corto año y medio por el hecho de que su padre-pederasta encontrara excitante introducir su dedo sucio en el interior de su hija.
      Yo también soy víctima de abusos, tenía 16 años, siete más que esa niña a la que tu das la capacidad de elegir. Yo no elegí, me encontré con la violencia de un cerdo de la familia que no me dio la opción de decir que no, y de donde sólo él sacó beneficio aprovechándose de la coyuntura de que era mayor y que yo le debía respeto y obediencia.
      Es muy triste que des la vuelta a la realidad para acomodarla a tus intereses. Tal vez deberías pensar en el futuro de esa niña a la que dices amar en vez de sólo ocuparte de ti y de tu satisfacción personal.
      Un abrazo a todas las víctimas. -31-

      Eliminar
    4. A mi solo me gustaría que me contestases a algunas preguntas, caballero. Dices que te sientes atraído por niñas, que esa niña de 9 años te amaba. Asumes que ese amor tiene componentes sexuales. Intento verlo como tú. Las chicas adultas son complicadas, hay un montón de complicaciones sociales y normas que a veces son una lata y lo hacen todo falso. Una niña es pura, es limpia, su cariño es real, sin filtros, sin mentiras.. vale, pongamos que de verdad ese “me gustas” implicaba por parte de una niña de 9 años una atracción de amor y sexual por ti. Puedo intentar ponerme en tu lugar. Imagina que en lugar de decirle que no es correcto, aceptas su supuesto ofrecimiento y comienzas una relación con ella. ¿Qué pasará cuando la niña crezca? ¿Cuando se haga mayor? cuando tenga 15, 16, 17 años y siga “enamorada” de ti... ¿qué harías entonces tú? ¿Dejaría de gustarte porque ya no es una niña? y eso no la dejaría destrozada? si, según tú, ella quería una relación contigo con implicaciones adultas como el sexo, ¿qué pasa cuando se hace mayor? la cambiarías por otra niñita? Una vez que ya le has ”enseñado” qué es el sexo, la dejarías por otra niña de 9 años? Y la última cuestión ¿quién tiene el control entonces? ¿quién vive un engaño? y, por supuesto, ¿quién acaba con una vida llena de secuelas provocadas?

      El problema de las personas como tú, caballero, es que vuestras necesidades están por encima de las de los demás, es que proyectáis vuestros deseos en los niños porque no sabéis hacerlo de otra forma y es mejor pensar que la niña ha elegido y olvidas que lo que no entiendes no puedes elegirlo. Mi abuelo decía que yo lo buscaba, decía “la niña me buscaba, se metía en mi cama”. Si, es cierto, yo lo buscaba. Con 8 años me sentía muy sola y abandonada y quería que mi abuelo me atendiese. Pero te aseguro que mi intención nunca tuvo que ver con un impulso sexual. Yo quería cariño, atención, que me hiciese sentir bien... pero solo él veía en eso una intención sexual. Yo quería un abrazo no masturbarlo, te lo aseguro. Vosotros veis una respuesta sexual ante la necesidad de cariño y atención de un niño... y eso solo lo veis vosotros y solo os satisface a vosotros. No me vengas con ella me quería. Por culpa de personas como tú hay un montón de adultos rotos porque los destruyeron de pequeños y un montón de niños muertos de miedo porque no entienden porqué ese señor al que tanto querían, que tan bien se portaba con ellos, de repente ha decidido pasar los límites, ha comenzado a hacer de su vida un infierno del cual necesitará ayuda para salir.

      También somos muchos en este lado. Némesis no tiene la guerra perdida. Somos muchos. Y no luchamos contra el amor a los niños, no intentes disfrazarlo, nosotras luchamos contra el abuso sexual, contra gente que, como tu, cree que lo que desea también lo desean los niños, contra personas que invaden la intimidad de un niño haciéndolo pasar por un proceso de desarrollo para el cual no están preparados, ni entienden, ni desean.

      Me encantaría que respondieses a alguna de mis preguntas. Quedo a la espera, caballero.

      Sinclair.

      Eliminar
    5. A mí con 9 años me gustaba un niño de mi colegio que tenía alrededor de 11. Con que me gustaba quiero decir, no que pretendiera tener sexo con él, masturbarle y que me masturbara, hacerle felaciones o que el me hiciera a mi un cunnilingus, no. Por raro que pueda parecerte, no era eso. Me refiero más bien, a hacernos "novios" como se hacen los niños: dicen que salen juntos, se cogen de la manita, se regalan cositas, incluso se dan picos a veces. Pero ni siquiera en esos besos hay una intención sexual, porque el niño o la niña no sabe lo que es eso. El adulto sí. Y mira por donde, se me ocurre que lo mismo que a mí me pasaba con mi amiguito de la escuela le pudo pasar a esa niña de 9 años contigo. Yo con 9 o 10 años pensé en decirle a mi amigo que me gustaba, y obviamente de haberlo hecho ni se me habría pasado por la cabeza siquiera pensar que le estaba haciendo una proposición de tener sexo. Y obviamente, él tampoco lo habría entendido así, a pesar de que a sus 12 años tal vez mi amigo ya sabía de dónde venían los bebés, no lo sé. Otra cosa es que ni él ni yo estuviéramos preparados para fabricar un bebé, o para intentarlo. Obviamente (menos para ti y los tuyos) no lo estábamos.

      Un niño sabe que sus padres "se quieren", "se gustan" pero no que se acuestan juntos por las noches. Por tanto, cuando él o ella habla de "novios" y de "gustarse" está hablando de una cosa bien distinta de lo que hablan los adultos cuando piensan en el mismo tema. Y puede ser que en algunos casos los niños y niñas en lugar de pedirle salir a un compañero de clase se lo pidan a un adulto, sí. Pero cualquier con dos dedos de frente (y de frente que funcione correctamente) comprende a lo que se refiere la criatura. Mucha suerte tuvo Evelyn de que no la volvieras a ver, mucha. Me alegro enormemente por ella y doy las gracias a la vida por hacerle ese favor hace 6 años. Porque podrías haberle destrozado la suya, y lo más grave es que ni siquiera quieres ser consciente de eso.

      Ahora me dirijo a ti, Némesis, que es lo que más me apetece hacer: muchas felicidades por tu réplica. Has contestado de manera brillante, muy lúcida. Hace unos años estoy segura de que no habrías podido verlo así, es decir que esto demuestra lo mucho que has avanzado. Sigue adelante en tu lucha, porque precisamente por tu condición de niña abusada que ha logrado salir adelante, vas ganando batalla tras batalla. Enhorabuena de nuevo.

      Un beso para ti y para el resto de supervivientes de abusos sexuales en la infancia,

      Nu

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. Mi querido Augusto, no creas que me he olvidado de ti.

      Tampoco creas que he guardado silencio por no tener argumentos con los que debatir tus mas de veinte comentarios que has enviado en respuesta a esta entrada (Podrías escribir un tratado sobre ello, aunque dudo mucho que te escuche alguien) Todo lo contrario, tengo muchas y para mí muy firmes evidencias de que todo lo que me dices no son mas que simples pensamientos de alguien que no es capaz de reconocer el daño que hace.

      No, no busques tus comentarios, yo no te voy a dar un sitio gratuito donde mostrar tu apología de la pederastia. Sólo me faltaría!

      Pero desde luego en algo tienes razón, como presidente de ese partido político holandés no tendrías precio. ¡Que gran talento se ha perdido, dada tu verborrea natural! Como los políticos de mi tierra, eres capaz de hablar dos horas en un púlpito o un estrado sin decir absolutamente nada. Nada coherente, por supuesto.

      Porque te has cansado de repetir e incluso te has atrevido a mostrarme “artículos favorables” de lo sano que es el sexo con niños y que la culpa de nuestros traumas es de la sociedad que lo condena porque antiguamente no se condenaba y estaba bien visto. Y como ya dije en mi entrada: por favor, no insultes mi inteligencia. Antiguamente también se les cortaba las manos a los ladrones.

      Y tan sólo me voy a limitar a decir cuatro cosas:

      “…En lo que sí tienen algo en común la paidofilia y la homosexualidad es que ambas son dos orientaciones sexuales, porque en la paidofilia también hay libertad de elección, por lo menos en una de las partes involucradas…”
      ¡¡¿¿¿Y te quedas tan ancho???!!! Y lo dices varias veces mas de distintas maneras, justificando no se que… No se si te has dado cuenta de que te acabas de pasar la opinión del otro (el menor) por el forro de tu cojones.
      Por cierto, sigues empeñado en meter en el mismo saco ambos movimientos, cuando en uno hay clarísimamente una situación de desventaja.

      “…Y lo único que podemos hacer es averiguar quién abusa sexualmente de ellos, y quién los trata bien, aunque mantenga relaciones sexuales con ellos, desde bebés…”
      Repito: es exactamente lo mismo, y me insultas cuando me insinúas que todas mis preguntas, el suicidio, las pesadillas, los recuerdos que me hacen daño… son todos provocados por la sociedad y la mala praxis de mi padre, que si lo hubiese hecho bien no me ocurriría.

      “…Puedo decirte que, desde el momento en que me respondiste, sentí simpatía por ti. Espero que siga existiendo esa simpatía…”
      En absoluto. Jamás la has tenido por mi parte, y a medida que he leído tus correos mi desprecio ha ido en aumento. Sobre todo por tu cobardía y tu egocentrismo, que me parece que lo tienes en grado máximo.

      No espero convencerte, al igual que no me has convencido tu. Me creas o no, causáis un daño psicológico irreparable en las niñas y niños a los que entregáis vuestro “afecto sexualizado”. Y mira, de momento, enemigo mío, llevo ventaja: yo puedo dar la cara y hablar abiertamente de mi historia. Tu ya no puedes hacer lo mismo porque cada vez mas gobiernos aprueban leyes contra las “relaciones sexual-afectivas” que vosotros proponéis.

      Y cierro con un juego de palabras, citando una de mis películas favoritas:
      "Sé que estáis ahí, percibo vuestra presencia. Sé que tenéis miedo. Nos teméis a nosotros. Teméis el cambio.
      Yo no conozco el futuro. No he venido para deciros como acabará todo esto... al contrario. He venido a deciros como va a comenzar. Voy a darle a "publicar" y luego voy a enseñarles a todos lo que vosotros no queréis que vean. Les enseñaré lo que sois, el daño que causáis y les enseñaré un mundo sin pedófilos.
      Un mundo donde las "Lolitas" vamos a hablar de nuestro derecho a ser dueñas de nuestro propio cuerpo desde el nacimiento. Lo que hagamos después es una decisión que dejo en vuestras manos..."

      Eliminar
    8. Solo quería decirle al pederasta que comentó aquí que no pierda el tiempo. No te justifiques. Tu valor como ser humano es nulo. En un mundo ideal, eugenésico, con gente moralmente sana, no existirías. Tu presencia en el mundo material es un fallo de la Naturaleza. Puedes intentar convencer a alguien con tus argumentos pueriles, simples, infantiles, enfermizos, pero ello no cambia nada. Puede que el mundo degenerado, el de las sombras, te engañe por momentos (sólo hay que ver tus justificaciones)pero deberías estar asustado. El propósito del ser humano es construir un mundo mejor, con los valores morales intrínsecos que cualquier persona medianamente sana intuye y practica. Tú careces de las herramientas básicas para entender esto. Es decir, al estar despojado de la empatía y compasión básicas atribuíbles a cualquier humano estás en una situación de desventaja con el resto. Es bastante lamentable que para asimilar tu inferiodad tengas que ir con niños. Lo siento mucho por ti, porque lo vas a pasar muy mal, tendrás unos terrores inimaginables y sufrirás un final desgarrador. A veces la solución más noble y honorable es la más difícil. Nadie te dirá ésto, pero considera el suicidio como la opción más viable para tu caso.

      Eliminar
  8. Nemesis, no puedo estar mas de acuerdo contigo. Yo tampoco lo entiendo, ni encuentro razonamiento ni logico ni humano a sus "excusas, convicciones, argumentos", que esgrimen con tanta desfachatez.
    Me producen nauseas este tipo de personas, sus comentarios y sus arguentos de"amamos a los niñ@s".
    Me gustaria por un momento, por solo un segundo pudieran sentir el vacio, el dolor, la angustia, la oscuridad de un alma que lucha por sonreir a la vida a pesar de la pesada carga que lleva encima.
    La de los abusos que alguno/a que pensaba como ellos se tomó la libertad de propinar a nuestros cuerpos infantiles.
    La de la existencia rota que cada dia intentamos recomponer todas las victimas de abusos para poder, "tener una vida normal", una "sexualidad normal" y "unos pensamientos normales", lejos del miedo, la ansiedad, la depresion, la ira, el odio, la angustia.
    El derecho que tenemos a ser minimamente felices, desde niños, sin que otro irrumpa en nuestro camino, cuando el/ella lo crea oportuno, fruto de su depravada mente enferma cargada de excusas

    ResponderEliminar
  9. "Y lo único que podemos hacer es averiguar quién abusa sexualmente de ellos, y quién los trata bien, aunque mantenga relaciones sexuales con ellos, desde bebés."

    En ello estamos, averiguando y sacando a la luz a todos los que nos robaron la infancia, para vergüenza suya y tranquilidad nuestra. Mira, tú, por ejemplo.

    Pretendes hacernos entender el amor que puede existir entre un niño y un adulto. Gracias, pero no hace falta, eso lo entendemos. A lo mejor eres tú quien no entiende. Claro que puede y debe haber amor, pero desde luego no de tipo sexual. ¿Qué puede entender de sexo alguien que aún no ha madurado aún lo suficiente? ¿Crees que esos niños tienen capacidad para querer "iniciar relaciones" y que además sean consentidas? Aún vas más allá convenciéndonos de que es ella quien lo propone. Fíjate, tú en cambio le dices que es malo el amor entre ella y tú. ¿En qué quedamos? A lo mejor lo que buscas evitar más bien es a la justicia o simplemente dar la cara.

    "Quién los trata bien, aunque mantenga relaciones sexuales con ellos, desde bebés"

    ¿¿Cómo que desde bebés?? Habráse visto tamaña insensatez y descaro. Dices que los niños también tienen derecho a "amar", pero te recuerdo que una relación sexual debe ser consentida por ambas partes, ¿qué margen de elección crees que tiene el niño? ¿Y de verdad piensas que el cuerpo de un BEBÉ está preparado para tener relaciones? Tratar bien a un bebé no significa disponer de su cuerpo y mancillarlo a tu antojo. Compartirá su cuerpo con otra persona (o no) cuando esté verdaderamente preparado para ello, no cuando tú elijas. Y desde luego, será por voluntad propia.

    Espero que no tengas la desgracia de encontrarte por callejones oscuros con gente que te quiera demasiado y te arruine la vida del mismo modo que a nosotros nos arruinaron la infancia.

    ResponderEliminar
  10. el amor es máxima expresión de la naturaleza , y la ignorancia de su grandeza nos envilece hasta el punto de convertirnos en bestias salvajes, manejadas por instintos primitivos, confundiendo el poder de la creación y transformándolo a nuestro antojo, no son enfermos , son animales perversos sin empatía . Grotescos sin conciencia humana, El amor es crecer con respeto y compasión, y el sexo nos acerca al orgasmo de la creacion. Violar la inocencia es la peor de las atrocidades concebidas por la estupidez del ego.

    ResponderEliminar
  11. hola némesis, soy marisa de forogam. felicidades por tu blog.
    suscribo cada una de tus preguntas, todas! mi primer intento de suicidio fue con 11 años, que fuerte es, verdad?
    me gustaría aportar mi visión sobre los abusadores/violadores/pedófilos.
    yo no los puedo llamar enfermos, me niego en rotundo, discusión que mantuve con mi psicóloga, por que las enfermedades las hemos sufrido nosotr@s, para mí son seres egoístas, egocéntricos, manipuladores, cobardes, etc. claramente estoy describiendo al hijópata que abusó de mí, que a ése le conozco perfectamente.

    no sé si echarme a reir o a llorar cuando dicen que nosotras con 9 añitos, da igual si es con menos o con mas edad "buscamos" qué buscamos? en mi caso era un juego que él me enseñó, podía haberme enseñado a jugar al poker, le hubiera sacado mucho mas partido en éstos momentos de crisis o me podía haber enseñado a jugar con la game boy como hice yo con mis hijos, o como ahora hago con mi nieto jugando las cocinitas, enseñándole canciones o bailar, que por cierto le encanta, como cada cosa que aprende.

    cuando leo los argumentos que dan pienso en, si de verdad se lo creen o tratan de maquilar su pervesión llamandólo amor por los niños? tratando de culpar a los niños por no asumir ellos mismo su culpa. que grandes hombres culpabilizando a los demás! hace falta convencernos o se tienen que convencer ellos de que es normal/natural? yo amo a mis padres, a mis hermanas, a mis hijos y no tengo q crear ni partido político, ni blogs, ni esconderme en la red, etc. y por supuesto no tengo sexo con ninguno de ellos.

    que no manipulen la verdad! no es amor, es sexo, es poder,es someter...

    yo también he visto la luz al final del túnel.un besazo enorme para ti nemesis y para todas las víctimas de abusos sexuales en la infancia.

    ResponderEliminar
  12. Buenos días me gusta mucho tu blog te doy mi mas sincera enhorabuena. Tengo una duda he leido las secuelas del abuso sexual infantil sobre el incesto; en mi caso tengo más de 25 de ellas pero no fue dentro de la familia, fue fuera durante 5 años eran chicos de mi colegio y de mi barrio mas mayore pero en mi casa estaba el abuso psicológico por parte de mi padre ya que mi padre es muy machista, machacante y parece que disfruta viendote sufri. Aunque no fue incesto puedo tener las mismas secuelas? Gracias y un saludo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero, gracias por tu comentario.

      Y lo segundo, yo creo que si son las mismas. Bueno, estoy casi segura, pero como no soy una profesional de la psiquiatría ni la psicología, no lo puedo decir al cien por cien, pero en el ForoGAM donde participo hay supervivientes de toda condición, con todo tipo de agresores, familiares (padres, tíos, primos, abuelos, hermanos...), profesores, vecinos, sacerdotes, compañeros de colegio... y todos tenemos más o menos las mismas secuelas.

      Yo creo que cuando hicieron esa lista de secuelas, la llamaron "secuelas de incesto" porque lo consideraron el abuso sexual infantil que puede dejar mayor número de secuelas. Pero diría que ahora ya se sabe que no sólo el abuso intrafamiliar deja esas secuelas. Imagina, por ejemplo un niño o niña que entra en una red de prostitución. Aunque ningún familiar directo estuviese implicado, eso deja unas secuelas importantes. ¿No crees?

      Así que yo hubiese cambiado el nombre. Yo, de hecho, siempre hablo de "secuelas del abuso sexual infantil", independientemente del tipo de abuso (con penetración o sin ella, besos, hacer o ver fotos o vídeos...) y de cuáles sean los agresores. Todos hacen daño.

      Eliminar

Gracias por dejar tu legado en el Averno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...